Taninos Enológicos

Todos los vegetales contienen cantidades más o menos importantes de taninos, éstos representan por lo general la parte principal del extracto total. Los taninos industriales son extraídos a partir de un gran número de especies vegetales y tienen por origen las partes leñosas de los frutos, las cortezas y/o corazón del árbol.

En enología, los taninos son elaborados de acuerdo con las especificaciones que los institutos reguladores de la actividad vitivinícola de cada país establecen. Estos taninos enológicos son utilizados para la clarificación de los vinos y también para mejorar sus caracteres gustativos después de un cultivo de algunos meses en cuba. En la actualidad, estas preparaciones representan un rol importante en la industria de productos enológicos y de las actividades vitivinícolas.

GT4

Este producto confiere características gustativas específicas reagrupadas bajo el término de astringencia. Se define como astringencia a la sensación causada sobre la lengua por la formación de complejos entre los taninos y las glicoproteínas de la saliva. Otra de sus ventajas es que forma complejos con las proteínas, participando en la protección de los tejidos con respecto a las agresiones microbiológicas.
Además tiene poder antirradicalario y capacidad de consumir el oxígeno disuelto; en este caso posee propiedades antioxidantes beneficiosas para el campo enológico.

La calidad de los taninos enológicos está dada por su riqueza en polifenoles totales pero también por el punto de sus principios activos, es decir en las características específicas de nuestro producto. Gracias a un blend de maderas seleccionadas, nuestros productores han logrado extraer los taninos adecuados para conferir las propiedades antes mencionadas.

Las propiedades gustativas de los taninos enológicos representan una de sus principales características. Cada variedad de tanino enológico confiere a los vinos características gustativas diferentes, con el común denominador de la astringencia según la naturaleza del tanino. Esta es una de las propiedades organolépticas más importantes de nuestro GT4 para uso en enología, pues es la que aporta el carácter a los vinos, definiendo su aptitud para acompañar diferentes tipos de comidas.

GT6

Se trata de un tanino de similares características del GT4 pero con un porcentaje menor de cenizas. Elimina la posibilidad de gusto metálico en los vinos, sobre todo en zonas de cultivo con alta salinidad de suelo. El poder kelante de los taninos enmascara y hace desaparecer este inconveniente.

La opinión de los bodegueros:

En los vinos tintos se aprecian las cosechas nobles, y con taninos poderosos se combinan adecuademente la madera con el fruto.

La tradición exije calidad. Y la calidad exije buenos taninos.

La fuerza y personalidad de los vinos se hacen con buenos taninos.